Un concepto único

Nuestros productos son únicos, ya que son el resultado de más de 20 años de cría de esturión en cautiverio. Se crían en un sistema de cultivo ubicado en un entorno que imita el hábitat en el que estos peces crecen en la naturaleza. Respetando la calidad de vida del animal y su entorno, combinando lo salvaje y lo artificial, a la vez que facilita las tareas de control a lo largo de todo el proceso, permitiendo que el esturión crezca de manera natural. Todo esto asegura su adecuado desarrollo.

El largo proceso de reproducción y producción del esturión lo convierte en un animal único entre las otras especies más comúnmente criadas en la acuicultura. Por eso es fundamental estar muy familiarizado con la especie y dominar su técnica de reproducción.

El dominio de la técnica, la mezcla de lo natural con lo artificial, y el lugar donde se crían los peces hacen que nuestros productos sean únicos: una mezcla perfecta de la naturaleza junto con la cría en cautividad.

El largo proceso de cría y producción de los esturiones lo convierte en un animal único dentro de las especies más comúnmente utilizadas en acuicultura. Por eso es fundamental conocer perfectamente al animal y dominar la técnica de su crianza.

El dominio de la técnica, la mezcla de lo artificial con lo natural y el lugar en el que los peces son criados hacen que nuestros productos sean únicos: una combinación perfecta del reino salvaje con el de la cría en cautiverio, a través de un cuidadoso acompañamiento del pez durante su ciclo de vida.